martes, 7 de junio de 2016

EL FEMINISMO RANCIO DE LA POSADAS

Carmen Posadas hablando de maternidad, feminismo y progresismo en su último artículo.

A ver, por donde empiezo…


El argumento de la libertad de elección que ha utilizado Maca, una compañera bloguera en su Carta abierta a Carmen Posadas, debería ser suficiente para desmontar de una vez por todas este tipo de discursos, que huelen a pataleta de mujer que intuye que se la han dado con queso durante toda su vida.

Señora Posadas: es nuestro cuerpo, nuestra vida, nuestra familia, nuestros hijos y por tanto es nuestra decisión. No hay nada más feminista que reivindicar el derecho de las mujeres a elegir y a hacer lo que quieren en cualquier ámbito. Pero usted no respeta esas decisiones, las ridiculiza, desde lo que creo que es la ignorancia y algo parecido al despecho, que debería hacerse mirar. A pesar de ello, trata de dar lecciones sobre feminismo mezclando un montón de temas, que estoy segura que no conoce en profundidad. Ha escrito un batiburrillo muy efectista con el que ha conseguido despertar la polémica, atacando desde el desconocimiento las opciones de muchas mujeres.

Ya sé que no es positivo entrar en el juego del “y tú más”, que no sirve para nada bueno que las mujeres nos enfrentemos entre nosotras, pero me gustaría tener la oportunidad de preguntarle directamente sobre algunos de los aspectos que ha mencionado en su texto. Quizá si se parase un momento a reflexionar sobre ellos, y con un poquito más de información y menos prepotencia, sus conclusiones serían otras.

¿De verdad piensa que es más feminista someterse a un parto hospitalario medicalizado innecesariamente, que no es atendido según la evidencia científica, en el que se vulnera la Ley del Paciente, como ocurre sistemáticamente en España, antes que elegir voluntariamente ser atendida con mayor seguridad en tu propio hogar por personal competente y respetuoso?

¿Es más feminista no tener hijos, o tenerlos y no verlos en todo el día, tenerlos y no hacerles ni puñetero caso? ¿Es más feminista hacer que otros cuiden a tus propios hijos antes de hacerlo tú? ¿Exactamente por qué?

¿Es ser más feminista emplear (con o sin contrato) a mujeres para que adecenten nuestro hogar o cuiden a nuestros hijos, pagándoles una miseria aprovechando que tienen un nivel cultural y unas posibilidades laborales reducidas? O sea, que para que nos creamos o sintamos liberadas, esclavizamos a otras mujeres. Eso es muy feminista, si (modo ironía ON...).

¿Para demostrar que una es mujer, femenina y quiere defender sus derechos y los de sus compañeras es obligatorio trabajar fuera del hogar? ¿Aunque sea en trabajos que no nos motiven, en los que no nos valoran y en los que por norma nos pagan siempre menos que a los varones, para luego tener que gastar un porcentaje de ese sueldo en pagar a terceros que cuiden a nuestros hijos? Hacer esto muchas veces es hacer el canelo, Señora Posadas, porque no nos hace más libres, si no esclavas del mercado laboral y de los empresarios y nos quita la oportunidad de disfrutar de nuestras familias, que para muchos son lo más importante. No sé para usted.


Para su información hay muchas mujeres activistas, trabajando en estos momentos por el feminismo desde sus ordenadores en sus casas mientras dan el pecho a sus hijos. Haciendo una labor gratuita e incluso anónima valiosísima.


¿Es más feminista gastarse el dinero en comprar leche artificial de la farmacia antes que dar el pecho? De nuevo, hacer eso, es hacer el canelo, pagando por algo que producimos nosotras mismas y que es gratis.

¿Usted dio el pecho a sus hijos? ¿Durante cuánto tiempo? Si no lo hizo o lo hizo durante pocos meses, no puede hablar del tema porque no lo conoce, no puede afirmar si se puede o no trabajar dando el pecho a un niño de 1, 2, 3 o 4 años. No lo sabe, así que mejor cállese. Para su información le diré que sí, sí puede hacerse.

¿Y donde están los hombres en su discurso? Los hombres siguen sin pedir excedencias, ni reducen su jornada para cuidar a los niños, no cambian pañales,… No quieren hacerlo porque consideran todas las tareas de cuidado un trabajo pesado y de segunda, por lo que tratan de endilgárselo a sus mujeres, quienes acuden al feminismo trasnochado que solo les da una solución: “si él no lo hace, pues tú tampoco”, y al final nadie cuida a nadie y tenemos lo que nos merecemos, una sociedad egoísta y competitiva.

Lo que yo conozco son parejas comprometidas con su familia, en las que los dos arriman el hombro, los dos aportan lo que pueden y que comparten las responsabilidades al 50%, pero respetando la naturaleza, y es que el hombre puede hacer de todo menos dar el pecho. Esta actitud es diametralmente opuesta al machismo. Este es el mundo en el que vivo yo ¿En cuál vive usted? Los niños que están siendo criados ahora mismo con respeto, presencia y contacto de sus padres no están presenciando conductas machistas, por lo que no las reproducirán cuando sean mayores.

Hablar desde el prejuicio de todos estos temas y mezclarlos con la violencia de género es tendencioso. La violencia de género es un problema cultural, que se está agudizando y que cada vez se presenta más pronto. Hay muchos chicos adolescentes que maltratan, muchas chicas adolescentes han sido y están siendo maltratadas. Probablemente si a estos chavales se les hubiera prestado más atención, ahora no la exigirían de forma violenta, ni aceptarían la violencia a cambio de compañía.


4 comentarios:

  1. Bravo por tus palabras.
    Leí tanto a la sra Posadas como la carta de Maca y tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo contigo y con Maca.
    La base del feminismo es poder brindar a la mujer a decidir qué quiere y cuándo lo quiere. Simplemente poder decidir por nosotras mismas qué es lo mejor para nosotras y lo que nosotras consideramos mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Cada cual que haga lo que quiera, pero yo estoy cansada de que se hable de cosas sin saber, sin conocerlas en profundidad. Esta señora con sus palabras nos hace un flaco favor a todas las mujeres.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias por esta contestación tan contundente y cierta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerlo y comentar. Una abrazo.

      Eliminar